Tarta de manzana

Uno de mis pasteles favoritos es la tarta de manzana. Aquí te presento una receta que destaca por su gran sabor y jugosidad, siendo el ingrediente protagonista la propia manzana. Es perfecta para desayunar, merendar, o para tomar de postre. ¡A prepararla!

Necesitarás un molde de 26cm.

Ingredientes para la masa

  • 2 cucharadas soperas de harina de trigo apta para preparación de bizcochos
  • 2 cucharadas soperas de sémola de trigo
  • 1 cucharada sopera de azúcar moreno
  • Una pizca de bicarbonato sódico de uso alimentario
  • Una pizca de sal
  • 30g de mantequilla

Ingredientes para el relleno

  • 1kg de manzana jugosas (dulces o ácido-dulces)
  • 30g de uvas pasas
  • 30g de nueces dulces
  • Canela en polvo a gusto

Procedimiento

  1. Mezclamos bien todos los ingredientes secos para la masa en un bol. ¡La masa está lista!
  2. Dejamos las uvas pasas 10 minutos en agua templada  para que se hidraten (si las pasas que usas no están muy deshidratadas puedes saltarte este paso).

  3. Lavamos las manzanas y las rallamos. No hay que escurrir los zumos de manzana que queden, ya que serán importantes para la jugosidad de la tarta.
  4. Añadimos a las manzanas las uvas pasas escurridas, las nueces picadas y canela en polvo a gusto. Mezclamos todo. ¡Ya tenemos listo el relleno!
  5. Untamos el molde antiaderente uniformemente con 10g de mantequilla.
  6. Dividimos la masa seca en dos partes iguales y espolvoreamos una de las partes en el molde encima de la mantequilla untada.
  7. Distribuimos el relleno de manzanas apretándolo para que se ponga más compacto. Ten en cuenta que las uvas pasas deben de quedar bajo la manzana, ya que si quedan expuestas se quemarán en el horno.
  8. Espolvoreamos encima la otra parte de masa seca.
  9. Precalentamos el horno a 180ºC con calor de arriba y abajo.
  10. Distribuimos 20 g de mantequilla que quedan a pequeños trocitos encima de pastel y lo horneamos durante media hora hasta que se quede dorada a tu gusto.

Notas:

  • Se puede tomar tanto templada como fría. Además, tras guardarse en la nevera adquirirá un sabor más definido y gustoso.

¡Qué aproveche! 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*